Meme literario día 9 – ¿De dónde sacas las ideas para crear a tus personajes?

Ah, la famosa pregunta de de dónde sacas las ideas.

La respuesta corta es “Pensando”.

No tengo un truco para inspirarme. Me puede inspirar un sueño, una película, una persona, una frase, una sensación, una imagen o incluso una pieza de ropa. A veces pienso primero en la historia y luego en qué personajes encajarían. O creo personajes secundarios según como va a ser su relación con el principal.

El proceso creativo en sí no es algo que se pueda definir del todo, estamos tan bombardeados con influencias y estímulos que a veces las piezas del puzzle se colocan solas, sin que tenga muy claro de donde vienen.

Por ejemplo, Alfil de Los Engranajes del Mundo tomó verdadera forma cuando vi una imagen que me llamó la atención y me pareció que tenía la atmósfera correcta para la historia que estaba planeando. A partir de ahí, usando esa imagen como referencia, intenté buscar aspectos de la personalidad que encajaran con la historia aunque no particularmente con la imagen, para jugar a subvertir expectativas. Antes de eso Alfil estaba mucho menos definida, era una idea sin personalidad, un estereotipo que cumplía una función y poco a poco la fui rellenando hasta hacerla tridimensional. El origen de Alfil, por ejemplo, me lo inspiró una canción.

En cuanto a Leo, no pensé primero en él. Tenía una idea para otros personajes que me gustaba mucho y me di cuenta que su historia encajaba con la de la novela y se convirtieron en los padres de mi protagonista. Una vez decidido eso diseñé a toda la familia y le escogí a él como protagonista porque es el que me permitía jugar mejor con las revelaciones y misterios de la historia. La verdad es que Leo es todavía un personaje que se está definiendo, espero que me de tiempo a tenerlo dibujado del todo para noviembre.

En el caso de Dioses Muertos, Heda nació porque necesitaba a alguien que destacara entre los Hijos de los Dioses, que fuera diferente, por eso la hice mujer. Y le quité los poderes para que no fuera la típica heroína protagonista súper poderosa y especial. No sé a qué altura de la creación de la historia se asentó la lucha de poder entre hombres y mujeres pero es uno de mis temas recurrentes así que imagino que está un poco presente en todas mis novelas. Jarren es divertido porque en principio Heda iba a irse de aventuras sola pero cuando me puse a escribir de repente apareció Jarren queriendo irse con Heda y os juro que yo no lo había planeado y fue totalmente decisión del personaje. Con Harad pasó un poco lo mismo, que se metió en  la historia por voluntad propia.

Me encanta cuando mis personajes hacen eso.

 

Tagged , , ,

Deja un comentario